Proyectos

Medidas de ahorro energético en el medio rural

The following two tabs change content below.

Gracias al estudio de Mejora de la competitividad mediante el ahorro energético en el medio rural: explotaciones agrarias y sistemas de riego, en el que Grupo Método ha colaborado a través de la realización de una exhaustiva investigación, se ha detectado que el sector agrícola de Castilla y León, al igual que el español y europeo, se encuentra inmerso en un proceso continuo de cambios internos y externos, que lo hace diferente al resto de los sectores productivos de nuestra economía.

Se destaca, a través de este estudio, que el sector agrario y agroindustrial constituye en Castilla y León una fuente de riqueza primordial, en el conjunto de la economía regional, avalada por años de tradición y reconocimiento. Esta industria, por su marcado carácter rural, permite la fijación de población y el desarrollo de comarcas no urbanas, siendo generadora de crecimiento económico y de empleo. Por tal motivo, y en un contexto en el que los costes energéticos constituyen uno de los principales factores que lastran la viabilidad de las explotaciones agrícolas, el ahorro y la eficiencia energética se configuran como uno de las principales medidas dirigidas a reducir el gasto energético y, por lo tanto, a mejorar la competitividad del sector agrario, no sólo de Castilla y León, sino también a nivel nacional.

¿Qué es lo que más energía consume en explotaciones agrícolas?

A través de la investigación se detecta que el principal foco de consumo energético para estas explotaciones agrícolas lo constituyen maquinaria agrícola, instalaciones ganaderas y riego.

En el caso de la maquinaria agrícola, la principal fuente de energía es el combustible que se requiere para accionar la flota agrícola. Por ello, es vital la puesta en marcha de medidas dirigidas a reducir el consumo de combustible, por ejemplo, mediante un uso eficiente del tractor, empleando maquinaria agrícola más eficiente, realizando un mantenimiento preventivo y correctivo, usando combustibles alternativos, etc.

Por su parte, en las instalaciones ganaderas, el 75% de la energía es eléctrica y se emplea para el mantenimiento y puesta en marcha de los equipos, mientras que el gasóleo se deriva a la climatización y refrigeración de las naves ganaderas. Por ello, los costes en las explotaciones ganaderas son muy elevados, de manera que el margen de beneficio es muy ajustado. Por esta razón, la implementación de medidas de ahorro y eficiencia energética constituyen la mejor alternativa para reducir el gasto de este tipo de explotaciones, incrementando su beneficio y competitividad.

En el caso del gasto energético derivado de las operaciones de riego, éste depende, en gran parte, de la tipología del sistema de riego instalado. En Castilla y León predomina el riego por aspersión y automotriz, seguido del riego por gravedad. En contraposición, el riego localizado, el de mayor eficiencia energética y de agua, todavía está poco representado. Por ello, actualmente, se debe apostar por la modernización del sector, mediante la instalación de sistemas de riego más eficientes y el uso de nuevas técnicas de riego, consiguiendo mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo de agua durante las operaciones de riego.

Las comunidades de regantes, diariamente, deben hacer frente al elevado coste eléctrico que conlleva mantener la infraestructura de regadío, ya que se trata de un sistema de riego muy complejo. En este caso, se deben implementar medidas dirigidas a planificar y manejar la instalación de forma óptima y eficiente, tanto en la fase de diseño como de manejo, además de medidas encaminadas a la contratación de las tarifas energéticas adecuadas.


En definitiva, todas estas medidas propuestas permitirán un beneficio económico, social y ambiental, tanto para el medio rural, como para Castilla y León y España:

  • Beneficio económico, porque se reduce el gasto energético y de agua, además de mejorar la productividad de los cultivos.
  • Beneficio social, ya que el sector agrario se está reconvirtiendo en un sector más competitivo y con potencial para la creación de empleo, sobre todo, de jóvenes que van a ver en el sector agrario una nueva fuente de riqueza, favoreciéndose, de esta manera a la fijación de la población en el rural.
  • Beneficio ambiental, ya que se mejoran ambientalmente las zonas de regadío.

Ponemos a vuestra disposición la información completa de esta investigación en el siguiente botón de descarga:

Descarga

El estudio sobre el ahorro energético en el medio rural revela que la implementación de medidas de ahorro y eficiencia energética constituye una importante reducción del gasto energético de las explotaciones agrícolas de Castilla y León, contribuyendo a la mejora de la competitividad del sector agrario, el mantenimiento del empleo y la fijación de la población rural.
email
Post anterior

La biotecnología farmacéutica, generadora de empleo

Siguiente post

¿Sabes todos los usos que puedes dar a InDesign?

No hay comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.